Huerto escolar/Jardín

Desde la perspectiva de la innovación educativa y de la educación ambiental, el huerto escolar (incluyendo en este término no sólo actividades de huerto, sino también de jardinería, vivero de árboles, parque botánico, etc.) es un recurso educativo de primer orden, puesto que permite poner en práctica un aprendizaje activo y cooperativo basado en la resolución planificada de problemas, así como un eficaz desarrollo de actitudes y valores conducentes a unos comportamientos más comprometidos con la conservación y mejora del entorno y con la utilización sostenible de los recursos ambientales.

La metodología que se utilizará tendrá en cuenta los siguientes aspectos: 

  • actividad investigadora: se pretende que el alumnado haga observaciones, plantee dudas, formule hipótesis y realice comprobaciones, que conecte sus ideas y conocimientos con nuevas fuentes de información para poder ir reelaborando dichas informaciones y sacando sus propias conclusiones. 
  • trabajo en grupo: el alumnado tendrá que organizar su trabajo en grupo, rotando las actividades, intercambiando informaciones, tratando de llegar a acuerdos para solucionar los problemas que surjan o prever lo que pueda ocurrir. Para ello, será necesario que se debata, se trabajen distintos modos de tomar y llevar a la práctica las decisiones grupales, preparen y dispongan tareas y actividades distintas para todas las personas del grupo y que sean de principio a fin, ellas y ellos los verdaderos protagonistas en esta tarea. 
  • globalidad: el huerto escolar es un recurso transversal en el que se pueden estudiar temas como el consumo, la alimentación, las basuras y el reciclaje, la salud y el desarrollo de los pueblos. Es el entorno donde se puede experimentar la interdisciplinariedad, donde las disciplinas serán instrumentos que ayuden y contribuyan a descubrir e interpretar la realidad, donde se percibe la globalidad de la naturaleza, en la que todo está relacionado, nada está incomunicado y todo forma parte de todo: el agua, el aire, el sol, la tierra, los alimentos que nos ofrece y  nuestro esfuerzo al trabajarlo. 

Aparte del carácter transversal con que puede abordarse el trabajo educativo en el huerto, éste también es un recurso didáctico excepcional para las áreas de Conocimiento del Medio, CienciasNaturales y Sociales o Tecnología Básica. Por medio del trabajo en el huerto pueden desarrollarse muchas capacidades contempladas en los objetivos educativos generales de las diferentes etapas educativas. Por citar los objetivos más próximos, resaltamos algunos de ellos de forma resumida: 

EDUCACIÓN INFANTIL 

  • Descubrir y utilizar las propias posibilidades motrices,sensitivas y expresivas.
  • Progresar en la adquisición de hábitos y actitudes relacionadas con el bienestar y la seguridad personal,la higiene y el fortalecimiento de la salud.
  • Observar y explorar su entorno físico y social.
  • Valorar la importancia del medio natural y de su calidad para la vida humana.
  • Observar los cambios y modificaciones a que están sometidos los elementos del entorno.

 EDUCACIÓN PRIMARIA

  • Conocer y apreciar el propio cuerpo y contribuir a su desarrollo, adoptando hábitos de salud y bienestar.
  • Colaborar en la planificación y realización de actividades en grupo.
  • Comprender y establecer relaciones entre hechos y fenómenos del entorno natural y social.
  •  Identificar y plantear interrogantes y problemas a partir de la experiencia diaria.